¡Nos casamos con la vida!

Pero para ello nos divorciamos de la rutina.

Nuestra luna de miel: ¡la vuelta al mundo!

Así comienza nuestra historia, con este encabezado en la invitación de boda para familiares y amigos.

Nuestra pasión es la escalada y viajar. Descubrir nuevas rocas donde escalar, y esto, la excusa para conocer otros lugares, otras experiencias, otras culturas y otras gentes.

Desde siempre habíamos soñado con ser libres y usar nuestro tiempo en otra cosa que no sea ir cada día a la oficina.

Viajar escalando por todo el mundo era nuestro sueño, pero por culpa del sentido de la seguridad que dicta nuestra sociedad, no nos habíamos atrevido a llevarlo a cabo.

Con el paso del tiempo y la experiencia que te dan los años, hemos aprendido que no hay nada seguro en esta vida. Hoy estas aquí y mañana por un infortunio del destino no, hoy puedes saltar, correr, escalar y mañana por un accidente estas en una silla de ruedas, hoy tienes un trabajo estable, una casa, un coche y mañana estas en un ere o en el paro.

Conclusión, lo único seguro en la vida es el presente, y lo que hagas ahora, esos momentos, esas experiencias, serán lo único que te llenen y te acompañen el resto de tu vida.

Nuestro proyecto, nuestro sueño, dar la vuelta al mundo escalando en todos los continente, realizando además, al ser posible, trabajos humanitarios en algunos de los lugares más necesitados.

Os echaremos mucho de menos. Vosotros: nuestros familiares y amigos, sois lo único que nos cuesta dejar atrás.

Hoy es un gran día, hoy comienza nuestro sueño.

¡Nos vemos pronto!