Your cart is empty!
View Cart Checkout
Cart subtotal: 0,00

Últimamente se han dado varios casos de accidentes graves relacionadas con cintas express, recordándonos que la escalada deportiva, por muy segura que nos parezca, es un deporte de riesgos y puede acarrear terribles consecuencias si cometemos un error.

El último caso más sonado ha sido la caída desde la reunión hasta el suelo del pequeño Tito Traversa en Orpierre. El accidente fue provocado al usar unas cintas que pidió prestadas, las cuales estaban mal montadas con la goma de sujeción.

Cinta mal montada por la goma de sujección
Cinta mal montada por la goma de sujección

La mayoría de las cintas se comercializan con una pequeña goma de diferentes formas y métodos de sujeción dependiendo del fabricante. Sirven para fijar el mosquetón curvo a la cinta, evitando así que se voltee el mosquetón aumentando la dificultad del chapaje al quedar el cierre del gatillo mirando para arriba. O que al girarse el mosquetón se quede en una posición trasversal sobre la cinta, disminuyendo la resistencia del mismo en caso de caída. Alguna de estas gomas además protegen la cinta del desgaste con el roce de la pared en este punto de apoyo, como es el caso de la string de petzl, siendo más seguro y además más barato cambiar la goma cuando se deteriore por desgaste en vez de la cinta.

En este accidente, el mosquetón estaba unido a la cinta express por la goma, pero no pasado por dentro de la cinta. De esta forma, el mosquetón queda sujeto firmemente a la cinta, pudiendo llegar a aguantar hasta 15 kg, siendo suficiente para que se aguante perfectamente a la cinta con el peso de la cuerda sin percatarse del error, pero insuficiente para aguantar el peso de una persona. Hay otros modelos que si colocas mal la goma no aguanta apenas nada, saliéndose de la cinta prácticamente con el peso de la cuerda.

Gomas Cintas Express 1

Este error puede pasarle a cualquiera, ya que a veces nos metemos en vías con cintas ya puestas por alguien que no conocemos de nada y está probando esa vía, o pedimos cintas al compañero por que las nuestras las están usando otros escaladores en otra vía que hemos montado previamente.

Es aconsejable dar un repaso al material que utilicemos que no sea nuestro, para comprobar que está en perfecto estado de uso. Y si compramos un material nuevo que no sabemos cómo utilizar, preguntar al dependiente de la tienda o leer las instrucciones de uso.

Hace ya un tiempo, otra escaladora murió en New Red River Gorge, al caer también desde la reunión. En este caso los detalles no estuvieron muy claros, pero la investigación apuntó a que en el momento de la caída la escaladora estaba anclada en la reunión preparándose para desmontar. El motivo de la caída fue un fallo con el cabo de anclaje, de aro cosido con goma de fijación al mosquetón.

Hay dos tipos de cintas;

  • Las conocidas como cintas express, son utilizadas sobre todo en escalada deportiva. Están cosidas en la parte central, dejando solo las aberturas en los extremos para introducir los mosquetones.
  • Los aros cosidos, utilizados sobre todo en vía larga. Por su versatilidad se pueden dar diferentes longitudes, utilizarlas en simple o doblándolas las veces que necesitemos para acortarlas y poder usarlas además como anillos para asegurarnos en puentes de roca, bloques empotrados, ramas, o triangular reuniones.

En el caso de las cintas express, es recomendable utilizar las gomas para fijar el mosquetón curvo y evitar que se mueva, mientras que en los aros cosidos para clásica es mejor dejar el mosquetón suelto, ya que así, además de evitar este error, conseguimos la versatilidad que ofrecen al poder sacar los mosquetones o doblar las cintas en el momento que lo necesitemos.

Cuando en una cinta tipo aro fijamos el mosquetón con una goma de fijación y la cinta vuelve a pasar por el mosquetón, el mosquetón queda fijado a la cinta solo por la goma. Si le ejercemos fuerza, esta se romperá quedando el mosquetón separado de la cinta.

Petzl ya advierte de lo peligroso que es usar este tipo de cintas con las gomas de fijación. Hay que evitar esta combinación. O bien se usan cintas de aro sin goma de fijación o usamos cintas express cosidas diseñadas para deportiva con la goma correctamente colocada.

No hace mucho tiempo, hubo otro accidente en la cueva de Baltzola. Un escalador ascendía una vía con cintas fijas. Al caer, la cinta partió, volando hasta que le paro el siguiente seguro, golpeándose descontroladamente con la pared. Por suerte, en este caso solo hubo que lamentar un codo roto.

Las vías con cintas fijas son muy cómodas de probar, ya que disminuyen el factor psicológico al no tener que ir poniéndolas y que en cualquier momento puedes bajarte de ellas estés donde estés. También evitan el engorroso trabajo de desmotar la vía cuando es muy desplomada. Lo que no pensamos es que esas cintas pueden llevar allí mucho tiempo a la intemperie y que han sufrido muchas caídas, sobre todo las de los pasos claves donde todo el mundo cae repetidamente mientras la prueba. Los rayos UV del sol deterioran mucho los tejidos y la humedad y la fatiga del material por caídas, provocan que la resistencia de las cintas disminuya en muy poco tiempo.

Un estudio publicado sobre este tema en la revista del DAV (Club Alpino Alemán) afirmó que las cintas fijas de un año o dos, resistían menos de la mitad que otras que no habían estado a la intemperie. Además que las negras o de colores oscuros eran más débiles aún.

Cinta express rota

Poco antes, hubo otro accidente en Magletsch (Suiza). Un experto escalador cayó al suelo mientras trabajaba una secuencia a 25 metros del suelo. Al caer, se cortó la cuerda con la afilada marca de desgaste del mosquetón de una de las cintas fijas de la vía. Esta cinta se encontraba en un desplome donde el roce de la cuerda en el mosquetón era siempre en la misma dirección, haciendo que el desgaste provocase un borde afilado y no redondeado como cuando fricciona en dos direcciones.

A parte de este accidente hubo otros dos más parecidos pero de consecuencias menores al producirse en la primera chapa, uno en Red River Gorges y otro en un rocódromo de la República Checa.

Debido a estos acontecimientos, Black Diamon realizó un estudio sobre ello, llegando a las siguientes conclusiones. Los mosquetones son susceptibles de sufrir marcas afiladas peligrosas por desgaste debido a tres causas principales:

En la primera chapa de la vía, debido a que los aseguradores suelen ponerse demasiado lejos de la pared, provocando que el ángulo que forma la cuerda entre ese primer mosquetón, el asegurador y el resto de la vía sea mayor. La cosa se agrava cuando se desciende al escalador, ya que la cuerda roza intensamente sobre el mosquetón, llevando suciedad y arena, haciendo que se produzcan surcos en el mosquetón.

En la chapa del paso clave, debido a que muchos escaladores caen sobre esa cinta y son bajados de ella, provoca como en el caso anterior, que el ángulo que forma la cuerda con el mosquetón y el peso del escalador al bajarlo, cree el borde afilado.

En las chapas fuera de la línea vertical de la vía, debido también al ángulo que forma la cuerda al ir friccionando lateralmente por los dos lados.

Black Diamond realizo un test en el que utilizaba un mosquetón desgastado con un borde afilado, una cuerda nueva de 10.2 mm y una masa de 80 kg con un aseguramiento estático. La cuerda se cortó en el primer impacto marcando una carga de 7 KN, carga que ellos dicen puede ser producida en la realidad, especialmente cuando el aseguramiento no es muy dinámico y no hay mucha cuerda desplegada, como es el caso de una primera chapa.

Mosquetón con desgaste afilado del estudio de Black Diamond

La solución ideal sería que hubiera más gente comprometida, federación o institución que se dedicase a mantener este tipo de vías y revisase y cambiase las cintas cada cierto tiempo.

Otra opción serías equipar con cadenas ya que son mucho más resistentes y no necesitan tanto cuidado.

Desde aquí, gracias a todos los que sí lo hacéis, cediendo vuestro material y tiempo para que otros escaladores puedan disfrutar de ello.

Utilizar cintas largas para reducir la resistencia de la cuerda y utilizar mosquetones de acero en estas cintas fijas conflictivas propensas a tal desgaste.

Lo que sí que puedes hacer tu mismo es poner tus propias cintas cuando dudes de la calidad de las cintas que están fijas.

Y para ayudar a prevenir este desgaste en la primera cinta, asegurar lo más cerca posible de la pared, sobre todo al descolgar al compañero.

Logo cuadrado climbing is everything